Guardianes

E

a Reserva de Vida Silvestre Valle de Tucabaca, ubicada al este de Santa Cruz de la Sierra, sobrevive gracias a que las comunidades cercanas entienden el sentido de la palabra conservación. Ellas aprovechan los recursos naturales sosteniblemente, pero la amenaza de las actividades extractivas permanece latente.

A 400 km al este de Santa Cruz de la Sierra, B

AGUA

50
Awards

Each element can be added and moved around within any page effortlessly. All the features you need are just CLICK

Pedrito lopez

Manager

ESCUCHA LA ENTREVISTA

Escucha la entevista

Esta investigación fue realizada en el marco del Fondo Concursable Spotlight VII de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación, que impulsa la Fundación Para el Periodismo con el apoyo del European Journalism Center.

Guardianes

L

a Reserva de Vida Silvestre Valle de Tucabaca, ubicada al este de Santa Cruz de la Sierra, sobrevive gracias a que las comunidades cercanas entienden el sentido de la palabra conservación. Ellas aprovechan los recursos naturales sosteniblemente, pero la amenaza de las actividades extractivas permanece latente.

A 400 km al este de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, camino a la frontera con Brasil, se encuentra una región de serranía muy parecida a un paraíso, rodeada de una vegetación y naturaleza aún en buen estado de conservación, con paisajes de encanto y pequeños pueblos que preservan su cultura e historia. Estamos en la Reserva de Vida Silvestre Tucabaca, municipio de Roboré, área protegida creada para conservar las serranías de Santiago y Chochís y el valle de Tucabaca.La reserva, creada el año 2000 con una extensión de 262.305 hectáreas, posee un inmenso capital natural, conformado por serranías, caídas de agua y bellos paisajes. En sus montañas están las nacientes de los ríos que abastecen a toda la región y a la zona sur

del Pantanal boliviano. A 400 km al este de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, camino a la frontera con Brasil, se encuentra una región de serranía muy parecida a un paraíso, rodeada de una vegetación y naturaleza aún en buen estado de conservación, con paisajes de encanto y pequeños pueblos que preservan su cultura e historia. Estamos en la Reserva de Vida Silvestre Tucabaca, municipio de Roboré, área protegida creada para conservar las serranías de Santiago y Chochís y el valle de Tucabaca.La reserva, creada el año 2000 con una extensión de 262 305 hectáreas, posee un inmenso capital natural, conformado por serranías, caídas de agua y bellos paisajes. En sus montañas están las nacientes de los ríos que abastecen a toda la región y a la zona sur del Pantanal boliviano

Más que números

Un pueblo que defiende lo intangible

262.305
hectáreas de bosque
3
Ríos recorren su teritorio
1500
Especies dependen del bosque

Popular questions