¡Apóyanos! Tu aporte nos permite hacer periodismo independiente, de calidad y sobre todo útil para la sociedad. Sé un amigo/a de La Región, suscríbete. Haz click aquí para saber cómo.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) lazó un nuevo informe en el que explica detalles del impacto de la COVID-19 en el turismo por las fuertes restricciones a los viajes.

Este informe, publicado mientras el sector sufre una conmoción sin precedentes, muestra que prácticamente todos los destinos del mundo han impuesto restricciones a los viajes desde enero de 2020, en muchos casos prohibiéndolos por completo, con el fin de contener la pandemia.

En los últimos años, hubo una tendencia continuada hacia una mayor apertura. Sin embargo, esta se ha interrumpido de forma abrupta.

Según el estudio llevado a cabo para el nuevo informe, hasta el 6 de abril, reporta que el 96% de los destinos del mundo habían introducido restricciones a los viajes en respuesta a la pandemia.  Alrededor de 90 destinos han cerrado total o parcialmente sus fronteras a los turistas, mientras que otros 40 se encuentran cerrados a ciertos turistas, dependiendo del país de origen.

¡Apóyanos! Tu aporte nos permite hacer periodismo independiente, de calidad y sobre todo útil para la sociedad. Sé un amigo/a de La Región, suscríbete. Haz click aquí para saber cómo.

Crisis sin precedentes

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, afirmó que la pandemia ha afectado a los viajes y al turismo como ningún otro evento anterior en la historia. “Los gobiernos han antepuesto la salud pública y han introducido restricciones totales o parciales a los viajes. Con el turismo suspendido, los beneficios que genera el sector están amenazados: podrían perderse millones de puestos de trabajo, y el progreso alcanzado en los ámbitos de la igualdad y el crecimiento económico sostenible podría revertirse”.

Según cálculos, esta actividad caerá en el mundo alrededor del 3%, lo que supondrá pérdidas que oscilan entre 30.000 y    50.000 millones de dólares.

En un comunicado oficial, se insta a los gobiernos a revisar de manera continuada las restricciones a los viajes y a flexibilizarlas o levantarlas tan pronto como pueda hacerse de forma segura.

El estudio muestra también que las distintas regiones del mundo han tenido respuestas similares frente a COVID-19. En África, en Asia y el Pacífico y en Oriente Medio, el 100% de los destinos han impuesto restricciones relacionadas con la pandemia desde enero de 2020. En las Américas, el 92% de los destinos han adoptado medidas similares, mientras que en Europa la proporción es del 93%, hasta el 6 de abril.

El grado de respuesta evoluciona

De forma más específica, el análisis identifica cuatro tipos de medidas restrictivas clave, a saber:

  1. Cierre completo o parcial de las fronteras a los turistas.
  2. Restricciones a los viajes según los destinos (pasajeros que han hecho escala o han estado en x país no pueden entrar en x país).
  3. Suspensión total o parcial de vuelos.
  4. Diversas medidas, incluidos algunos requisitos de cuarentena o autoconfinamiento, certificado médico, invalidación o suspensión de emisiones de visados, etc.

En cifras

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) esta actividad caerá en el mundo alrededor del 3%, lo que supondrá pérdidas que oscilan entre 30.000 y  50.000 millones de dólares.

Por la pandemia están en riesgo inmediato 50 millones de empleos en todo el mundo y 320 millones enfrentan el impacto de la dramática pérdida de negocios, según reporta el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Según la última investigación del Consejo, el sector genera el 10,4% del PIB mundial y uno de cada 10 de los empleos del mundo.

¡Apóyanos! Tu aporte nos permite hacer periodismo independiente, de calidad y sobre todo útil para la sociedad. Sé un amigo/a de La Región, suscríbete. Haz click aquí para saber cómo.