En la Alcaldía de Roboré se recibe la ayuda para luego distribuirla. Foto: Rocío Lloret.
Apóyanos
En Bolivia hacer periodismo independiente y de calidad es cada vez más difícil y costoso, por eso necesitamos de tu apoyo. Suscríbete o sé parte de los Amigos de La Región. (Haz clic en la imagen para saber más).

La Región

La solidaridad de gente de toda Bolivia, como de distintas latitudes del mundo, se manifestó ni bien se conoció la gravedad de los incendios forestales que azotan a la Chiquitania, en Santa Cruz. Rápidamente, la empresa privadas a sí como la ciudadanía en general comenzó a donar agua, alimentos, herramientas y otros enseres tanto para los damnificados, como con los bomberos y voluntarios que llegaron a la zona de desastre.

Tal situación, sin embargo, le ha creado otro problema ambiental a los municipios: una gran cantidad de residuos de plástico. Por ello, en el caso de Roboré, situado a 407 kilómestros de la capital cruceña, la secretaria de Turismo del municipio, Vanessa Suárez, informó a La Región que se habilitó un punto de acopio de estos desechos en la maestranza de la Ferroviaria Oriental, ubicada en el Barrio Villa Fátima, detrás de la iglesia San Antonio.

La campaña de recolección y limpieza comenzó este lunes y estará abierta hasta este viernes 6, para que todo aquel roboreseño que vea este tipo de basura en las calles, la reúna y la deposite en un lugar adecuado.

Todo ese material reciclable será compactado y trasladado a Santa Cruz de la Sierra para su comercialización. El dinero que se obtenga “será invertido en la mitigación de nuevos incendios y programas de reforestación».

Según el afiche de difusión, se recibirá papeles, cartones y plásticos. Esta campaña está apoyada por empresas privadas, públicas y fundaciones dedicadas al cuidado del Medio Ambiente. Mediante Suárez, la población de Roboré agradeció las muestras de solidaridad de la población, ante el desastre que se vive.

El afiche de la campaña.

Espacio publicitario