viernes, noviembre 25, 2022
InicioLA REGIÓNDestacadossLa Jalea, el dulce legado de las familias cotoqueñas

La Jalea, el dulce legado de las familias cotoqueñas

Existe un manjar de textura consistente y pegajosa que endulza el paladar de los cruceños, la ‘Jalea de caña’, una golosina famosa por su sabor, obtenida de un solo ingrediente: la miel de caña. Su secreto está en la técnica de elaboración, artesanal y libre de conservantes. Se trata de un dulce tradicional del municipio de Cotoca ubicado a 20 km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde varias familias cotoqueñas desde hace generaciones trabajan en el sector.


Texto y Fotos: Navel Arroyo

Clima: Cálido, la temperatura media es de 24ºC
Transporte
– Trufis: Parada en Los Pozos (C/Suárez Arana, esq. Avaroa)
– Micros: Parada en Los Pozos (C/Suárez Arana, esq. Barrón) Bs. 2.5
Puntos de venta de Jalea en la capital cruceña:
– Mercado Los Pozos (C. Monseñor Aguirre, esquina Campero)
– Mercado Nuevo (C. Sucre y Cochabamba)

Doña Felicidad Vargas, de 83 años, es parte de una familia que desde hace cinco generaciones se dedica a elaborar jalea de caña. A su casa se llega después de un viaje de 40 minutos desde la capital cruceña. Es domingo y al ingresar por su patio amplio con piso de tierra, se la ve afanada debajo de un alero, embolsando las pequeñas vasijas emblemáticas (ollitas de cerámica) que contienen el dulce tan apreciado, casi listo para ser llevado a la XV Feria de la Jalea, celebrada en la plaza principal del lugar.

Este año la feria se realizó el domingo 9 de julio. Como es costumbre empezó temprano con la misa en el Santuario de la Virgen de Cotoca, seguido de un acto protocolar en la plaza. Luego, los artistas se apoderaron del escenario para promocionar su arte. En esta versión hubo música al vivo, poesía y danzas folclóricas. La jornada finalizó con juegos tradicionales.

Música tradicional en vivo en la XV Feria de la Jalea.

Algo que caracteriza a Cotoca, son dos calles colindantes a la plaza, rodeadas de puestos de comida típica de la región, donde se siente una variedad de olores apetecibles, provenientes de preparados como el majadito de pato y pacumutu, que pueden ser acompañados con bebidas como la chicha de maní o el somó frío. Por las tardes se puede disfrutar de una deliciosa taza de chocolate caliente o refresco de mocochinchi, con arepa de maíz o sonso.

Puestos de comida tradicional.

En otras calles de la plaza, se encuentran más puestos de artesanías y de una variedad de dulces derivados del jugo de caña, como la miel, las tablillas y la infaltable jalea. En uno de esos se encuentra Claudia Vargas, nieta de doña Felicidad, atendiendo el negocio familiar, “La verdad es que nos sentimos felices, hacemos lo que nos gusta. Viene de generación en generación desde nuestro tatarabuelo, y sí es cansadísimo”, dijo agotada, y no es para menos después de un mes de trabajo arduo con su familia, para tener lista la jalea y otros productos para la Feria.

Puestos de dulces derivados de jalea y otros.

Es una labor tradicional que doña Felicidad y cada una de sus hijas realizan todo el año. Ellas elaboran la jalea por cuenta propia, pero se reparten las tareas para hacer las vasijas que contienen el dulce, las tablillas y bizcochos. Cuando los productos están listos, son llevados a la plaza principal, donde sus nietas/os se encargan de venderlos.

La jalea, una labor dulce que lleva su tiempo

La miel de caña.

Se hace cocer a leña. Primero se coloca el turril en el fuego, donde se hecha la miel hasta que hierve; tarda en hervir 20 minutos a fuego potente y si es moderado son 30 minutos. Luego en una tutuma (recipiente) con agua se vacía una gota minúscula del dulce y si se queda como un punto duro, está lista, de ahí se sirve a las vasijas, explicó Vargas, mientras terminaba de envasarlas.

La miel de caña tiene otro proceso de elaboración, mira el video

Deben invertir para mantener la tradición

La familia Vargas compró un turril de miel de caña a bs 1800, para la Feria, que usualmente en días normales les dura 5 domingos. El dulce lo compran por lata, y proviene de la comunidad Santa Rosa de Proboste, a una hora de Cotoca. El material para las vasijas artesanales lo consiguen de tejerías cercanas.

Doña Felicidad Vargas con su hija y nietos.

Los costos de los productos son económicos, una jalea cuesta bs5, al igual que la tablilla, y si de regalar se trata o llevar para la casa, existe el clásico pack que contiene tres vasijas con dulce a tan solo bs 10, hay para todos los gustos y bolsillos.

La Feria de la Jalea crece

La población cotoqueña crece cada vez más y la plaza está quedando chica para la Feria de la Jalea, que este año recibió a 60.000 personas. Por este motivo la alcaldía de Cotoca prevé buscar otro lugar para realizar las próximas versiones del evento, según José Luis Cabrera responsable de Cultura de la alcaldía de Cotoca.


Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos de este portal en plataformas de medios de prensa locales o internacionales, sin autorización previa de la Agencia de Noticias La Región. Solicite información a prensa@periodicolaregion.com 

La Región difunde sus contenidos gratuitos gracias al apoyo de sus auspiciantes. Únete a nuestras empresas amigas y publicita en nuestra próxima edición impresa.
La Región difunde sus contenidos gratuitos gracias al apoyo de sus auspiciadores. Únete a nuestras empresas amigas y publicita en nuestra próxima edición impresa.

Lee en línea o descarga gratis en pdf nuestra revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí