En uno de los últimos grandes refugios con mayor presencia de mamíferos mayores en América se desarrolla un proyecto eco turístico que apuesta a la conservación y nutre la propuesta turística de la región sur de la Chiquitania en Bolivia. El avistamiento de fauna y disfrute en áreas naturales son parte de los atractivos que cautivarán a los visitantes.

_MG_5794
FELINOS. Se ha estimado que el parque tiene una población de aproximadamente 1000 jaguares, lo que lo convierte en una de las áreas más importantes del mundo para su conservación. Foto: Hugo Santa Cruz Coordina tu viaje llamando a los teléfonos 75271790 y 67741989 ó escríbenos kayana@planetahuellas.org

Doly Leytón Arnez

Al Sur este del departamento de Santa Cruz, entre la capital cruceña y Puerto Suárez, se encuentra uno de los campamentos del Parque Nacional Kaa Iya, Tucavaca, a 89 kilómetros de San José de Chiquitos. En esa zona se pretende consolidar un proyecto ecoturístico muy atractivo por la posibilidad que ofrece a sus visitantes de observar gran cantidad de fauna. Además del tapir, considerado el mamífero nativo más grande de Sudamérica, en esta zona habitan seis especies de felinos.

Seis especies de felinos habitan en esa zona

Se ha estimado que el parque tiene una población de aproximadamente 1000 jaguares, lo que lo convierte en una de las áreas más importantes del mundo para su conservación. Este mamífero tiene grandes requerimientos de espacio y alimento, por lo que representa un ícono de la conservación y un auténtico bioindicador.

_MG_7462
La oferta turística consiste en un safari fotográfico para lo que se tiene la infraestructura adecuada para lograr las mejores imágenes de los animales en la zona.

El proyecto “Kayana, El Espíritu del Bosque”, desarrollado por la Asociación Huellas, una organización civil sin fines de lucro, involucra a comunarios chiquitanos, guaraníes y ayoreos de las poblaciones aledañas al Kaa Iya, área protegida casi libre de presencia a lo largo de sus 3 millones y medio de hectáreas de extensión; a excepción de grupos ayoreodes nómadas no contactados que viven en aislamiento voluntario.

Los comunarios de la zona han sido capacitados para brindar el servicio de guía y alimentación. Tomando en cuenta la riqueza en biodiversidad, se han especializado en interpretación de la naturaleza, un valor adicional que permitirá a los turistas, investigadores y estudiantes que visiten el Kaa-Iya, conocer más y mejor este sitio y su diversidad. El Parque tiene también un cuerpo de protección con gran experiencia.

_MG_7098
El tapir es uno de los animales que logra verse durante el recorrido.

Además de un equipo humano especializado para el ecoturismo, se cuenta con infraestructura adecuada, ubicada cerca a fuentes de agua para asegurar la observación de fauna. Las torres y escondites son agradables y bien adaptados al entorno, incluso son sitios cómodos para pasar largas horas y hasta noches; esto permite a investigadores y fotógrafos de naturaleza mayor probabilidad de avistamientos.

“El Kaa Iya, representa el área de bosque tropical más grande del mundo y alberga una gama increíble de especies de animales, donde destacan numerosas poblaciones de felinos. Se estima la existencia de 880 especies de plantas vasculares, 1.500 de plantas superiores, 59 de grandes mamíferos, 65 de micromamíferos, 301 de aves y 89 de herpetofauna”, detalla Marcelo Arze, director ejecutivo de la Asociación Huellas.

Según Hugo Santa Cruz, coordinador del proyecto, la actividad eco turística coadyuvará en la reducción de amenazas al Área Protegida y a su biodiversidad. Además permitirá la generación de ingresos tanto para las comunidades locales como para este Parque. La intención es posicionar como un sitio de visita alternativo en Santa Cruz, integrándolo a la oferta turística de la Chiquitanía desde este mes.

Daniela Cambará, Directora de Kayana, el Espíritu del Bosque, elegida entre el equipo de comunarios capacitados, destacó que el valor principal del proyecto es la conservación de la fauna. “En el Kaa-Iya hay especies que en muchos otros lugares ya no existen y los turistas tienen la oportunidad de poder avistarlos y llevar ese mensaje de conservación que tiene este parque para el mundo”.

Turismo en el Kaa-Iya

_MG_8810
Un sitio ideal para los amantes de la naturaleza. Foto: Hugo Santa Cruz
  •  Coordina tu viaje llamando a los teléfonos 75271790 y 67741989 ó escríbenos kayana@planetahuellas.org
  • Visitas. La temporada seca es la mejor para la visita a este destino turístico.
  • Itinerarios: Santa Cruz- San José 4 horas / San José –PN Kaa-Iya 100 Km- 2 hrs/ Salidas en vehículos y a pie para observar fauna.
  • El costo del servicio del guía local es de Bs. 170; cocinero Bs. 130; noche en carpa amplia que incluye colchones inflables y mosquiteros Bs 50.
  • Transporte.  Trenes o buses parten hacia San José desde la terminal bimodal de Santa Cruz (3er anillo interno entre avenidas Brasil y Tres Pasos al Frente)

 Acerca del Parque Nacional Kaa-Iya

  • Área Protegida más grande del país ( 3.441.115 hectáreas) y con mayor densidad de mamíferos mayores.
  • El área presenta diferentes ecosistemas, en la zona norte y este se observa el Paisaje Transicional Chiquitano – Chaqueño y en el oeste los Bañados del Izozo y el Paisaje Chaco Transicional de Llanura.
  • Área mejor conservada del bosque Chaqueño sudamericano.
  • Cuerpo de protección de primer nivel.
_MG_7522
TAPIR.  El avistamiento del mamífero más grande de Sudamérica es algo cotidiano. Foto:Hugo Santa Cruz
_MG_7236
ECOTURISMO. El Kaa-Iya se abre en la zona norte para desarrollar turismo de naturaleza, enfocado principalmente en la observación de grandes mamíferos, entre ellos el jaguar. Foto: Hugo Santa Cruz
GUÍAS LOCALES
Los comunarios han sido formados como guías naturalistas.
DSC07594
Los guardaparques realizan una ardua labor monitoreando la fauna de la zona.
_MG_9104
El Kaa Iya alberga a diversas especies de animales. Foto: Hugo Santa Cruz
_MG_9142
PASEOS. La zona para hacer ecoturismo se concentrará en el campamento Tucavaca, en la zona noreste del parque, a 89 km al sur de San José de Chiquitos. Desde este punto los turistas podrán desplazarse a diferentes atractivos, en busca de la fauna salvaje. Foto: Hugo Santa Cruz