Texto y Fotos: Adriana Olivera / La Región La Paz

Estar a orillas del lago Titicaca da una sensación de paz y visitar el puerto de Guaqui genera la impresión de estar en un lugar lleno de historia. Cada vez que llega un turista a este municipio paceño, un poblador está listo para transmitirle la riqueza cultural y ancestral del lugar.

Uno de los lugares que tiene mucho contenido histórico son “Los chulpares”. Se trata de una de las reservas cargadas de cientos de leyendas. Son huecos de piedras donde se enterraban a los difuntos. Se cree que este ritual se lo realizaba en la cultura tiwanakota.

Estar a orillas del lago Titicaca da una sensación de paz y visitar el puerto de Guaqui genera la impresión de estar en un lugar lleno de historia.

Su construcción es rústica. Hay chulpares circulares y rectangulares, algunos son de adobe, otros de piedra. Se enterraba a líderes, sacerdotes y a autoridades. La creencia es que las almas cuidaban a los pobladores. Por lo mismo, se hacían ofrendas o rituales en el templo dedicado sólo a ellos. Por la zona hay 10 chulpares ubicados en diferentes puntos, pero están unidos de forma subterránea.

La creencia manda que dentro de los chulpares habitan espíritus, por eso la gente teme entrar para limpiar o a revisar. Los ven como “malignos”. “La gente se enferma”, cuenta un poblador. Ante ello, no se sabe la profundidad que tienen estas estructuras, pero el objetivo es conservar y mantenerlos como patrimonio.

Los cuatro museos de Guaqui

Otros atractivos turísticos de este municipio son sus cuatro museos. En el primero se muestra la historia del lago Titicaca, donde Willy Mayta, guía turístico del municipio de Guaqui, narra que hace 25 mil años atrás era tan extenso que llegaba hasta el Salar de Uyuni (Potosí) mostrando la fauna de peces y aves que habitaban en aquel entonces y la flora que era y es la totora.

DSCN3809

En otro repositorio se muestra la historia la cultura Chiripa de la población de Taraco, a 20 km. de Guaqui. Es una de las primeras que se desarrolló en el país. Las construcciones de las casas eran de barro y piedra.

La capital de la morenada muestra en su Museo de folklore las danzas típicas de la región andina. Caretas antiguas y trajes del siglo pasado es lo que se expone a los ojos del turista, con un toque musical de fondo que distingue al baile de la matraca.

Hoy las locomotoras y algunos tranvías quedan como reliquias en el Museo de trenes ubicado en la maestranza de aquel entonces. En este sitio se puede apreciar tres máquinas que están conservadas “como en el primer día”.

DSCN3870

La Hualaycha, por ejemplo, data de 1914. Algunas máquinas aún funcionan con diésel pero no recorren largas distancias.

Illimani es una locomotora que pesa 60 toneladas y que llegó a Guaqui en 1919. Su importancia aumentó cuando fue parte de la película Los Andes no creen en Dios. Otra máquina destacada en el museo es “Santa Fe” ya que está por cumplir 100 años de vigencia. Además, se contempla indumentaria que servía para construir las locomotoras, o para hacer el mantenimiento de las máquinas.

Entre apóstoles y la agricultura

DSCN4001Guaqui es una población muy devota de la religión Católica. La mayoría es creyente de la Virgen del Candelaria y del Apóstol Santiago. Cada 25 de julio se realiza la fiesta del “Tata Santiago”, quien es visitado en el Templo de la plaza principal.

En lo que respecta a la economía, muchos pobladores se dedican a la agricultura y la pesca. La artesanía también es parte del diario vivir.

En el siglo XX, el Lago Titicaca era la principal vía para transitar los productos de exportación entre Bolivia y Perú. Todos los alimentos que se vendían o compraban eran cargados en los trenes que iban hacia al municipio de Viacha, Oruro y otros departamentos. Hoy en día la ruta no es explotada para esos fines.

El Buque multipropósito

El recorrido final por Guaqui es en el Buque multipropósito perteneciente a la Fuerza Naval. En él se puede hacer un viaje por las aguas del Titicaca. Con capacidad para 120 personas, este medio de transporte lacustre es destinado mayormente para eventos. En los camarotes pueden ir hasta 25 personas. Los paquetes que ofrecen son cruceros educativos, sociales, ejecutivos y de apoyo científico.

BUQUE (2)

Para el público en general, el primer domingo de cada mes la empresa Boliviana de Turismo (Boltur) tiene un paquete a Guaqui. El segundo fin de semana se trabaja con la Empresa Ferroviaria Andina. Los viajes parten desde la ciudad de El Alto, frente al Regimiento Ingavi.

El viceministerio de Turismo está trabajando para fortalecer las visitas al municipio y consolidar un circuito desde la ciudad de La Paz, hacia Tiwanaku, luego Guaqui y Copacabana. Otra propuesta es hacer una ruta entre Perú y Bolivia para que los turistas que lleguen por Puno puedan llegar al puerto de Guaqui.

Contactos

– Bismark Aspi Huanca, director de Turismo y Cultura del Gobierno Autónomo de Guaqui / Cel.: 69710512
– Willy Mayta, guía de Turismo / Cel.: 71507788


Descarga gratis nuestra revista mensual haciendo clic en la imagen.

Portada-Newsletter

Firma-Doly