Un trabajo conjunto entre el Ejército, bomberos y otros funcionarios.

La Región / Foto: Facebook La Armada en Acción

La lluvia que cae en el departamento de Santa Cruz ayudó a controlar cuatro de cinco incendios de magnitud que se registraron desde la pasada semana. Actualmente se encuentran en etapa de liquidación, lo que implica que todavía se requiere un trabajo intenso. Un quinto foco fue sofocado en su totalidad.

Aunque las precipitaciones en el sureste del departamento –la zona afectada- no tuvieron la intensidad de la capital oriental, permitieron que los terrenos se humedezcan, coadyuvando así el trabajo conjunto de instituciones públicas y privadas, así como de bomberos que están en el lugar.

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación cruceña, Cinthia Asín, informó de que en el caso del foco del canal Tamento (Puerto Quijarro), se encuentra en etapa de liquidación. Este era uno de los más preocupantes porque amenazaba con afectar barcazas de la estatal YPFB. Al respecto, se cavó una zanja de protección de 40 centímetros, para evitarlo.

Ya en detalle, explicó que en este momento hay un incendio activo en la zona de San Fernando, San Matías. El que está cerca del Parque Nacional Otuquis, fue controlado, pero resta su liquidación. Otro foco ubicado en el predio La Chapaca, de Puerto Quijarro, se halla en la misma etapa que el anterior. Finalmente, ayer sábado se liquidó el fuego que se prendió cerca de la cementera Itacamba.

En todos los casos, intervinieron funcionarios de instituciones estatales, dependientes de empresas privadas y el Ejército. Esto como parte del plan de reacción conjunta que ejecuta el departamento.

“Esperemos que estos incendios sean controlados en su totalidad entre mañana y pasado”, dijo Asín.

En tanto, dio a conocer que la labor de la gente se dificultó porque la zona donde ocurren estos eventos de fuego es pantanosa. Por ello es difícil meter maquinaria. Además, en el caso de Quijarro (canal Tamengo) se trata de llamas subterráneas, por lo que su tratamiento es distinto.

Hasta el momento, según el informe oficial de la Gobernación, se quemaron 150 mil hectáreas en el departamento. Se trata de pastizales y no así bosque.

Mira el trabajo del personal que trabaja en la zona aquí.