La Región

“Necesitamos reevaluar nuestra perspectiva sobre el manejo de aguas residuales y las excretas humanas. El enfoque actual de la eliminación significa una pérdida de oportunidades en forma de nutrientes y materia orgánica que podrían reutilizarse”, dice Kim Andersson, investigador del Instituto de Ambiente de Estocolmo y uno de los autores principales del libro “Saneamiento, gestión de aguas residuales y sostenibilidad: de la eliminación de residuos a la recuperación de residuos”, del Instituto de Ambiente de Estocolmo (SEI) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

“En lugar de la eliminación, podríamos utilizar estos materiales para mejorar los suelos o producir biogás de combustión limpia y bajo en carbono. Con un tratamiento y limpieza adecuada, las aguas residuales incluso se pueden convertir en agua potable. La reutilización de este recurso podría generar, además, nuevos puestos de trabajo y modelos de negocio».

El libro, que ya va por su segunda edición, explora más allá de la salud humana, la protección del medio ambiente marino y la recuperación de recursos, a las muchas otras formas en que los sistemas sostenibles de saneamiento y aguas residuales pueden contribuir a alcanzar los objetivos sociales, ambientales y económicos de la Agenda 2030. Destaca, además, las oportunidades laborales a lo largo de toda la cadena de valor del saneamiento y las aguas residuales de la economía circular, así como los beneficios potenciales para la educación, la productividad económica y la igualdad de género.

Progresos y desafíos

En lo que respecta a aumentar el acceso de las personas al saneamiento básico se han logrado importantes avances en los últimos años. En 1990, alrededor de la mitad de la población mundial no tenía acceso al saneamiento básico; para 2017, este número se había reducido al 26 por ciento. Las tendencias actuales, incluido el crecimiento demográfico previsto y el consumo cada vez más intensivo de recursos naturales, seguirán ampliando la necesidad de mejorar la gestión de las excretas y las aguas residuales. Al mismo tiempo, los desafíos siguen siendo enormes:

  • Aproximadamente dos mil millones de personas todavía carecen de saneamiento básico. De este número, 670 millones practican la defecación al aire libre.
  • Casi 700 millones de niños no tienen acceso a instalaciones de saneamiento en sus escuelas.

“Espero que el libro llegue a nuevas audiencias, inspire y facilite orientación sobre cómo evolucionar hacia un saneamiento y una gestión de aguas residuales más sostenibles. Existe un gran potencial para la eficiencia y la recuperación de los recursos vinculados a las corrientes de desechos del saneamiento. La mayoría de las iniciativas de economía circular no aprovechan este componente en la actualidad”, afirma Birguy Lamizana, Oficial de Gestión de Programas a cargo de las aguas residuales en el PNUMA.

La obra incluye una sección sobre economía circular, ya que esta es un área que ha experimentado un auge en la adopción de políticas y planes a nivel regional, nacional y de ciudad. Un ejemplo es la Unión Europea, que ha lanzado una serie de políticas y planes de acción sobre la economía circular durante los últimos cinco años.

A propósito de este tema, hoy jueves 17 de junio, se realizará el webinar de presentación del libro y exposiciones que hablarán sobre el tema. Aquí los datos:

Jueves 17 de Junio – 10:00 a 11:30 am (Bolivia)

Inscríbete siguiendo este link

Si quieres conocer más detalles, haz clic aquí.

¿Cómo financiamos nuestro trabajo?

Hacer periodismo independiente es un reto. Recorremos Bolivia gracias a los #AmigosdeLaRegión, una comunidad de gente como vos, que le gusta leernos, que sabe que juntos es posible un cambio. Una comunidad que con solo compartir nuestros contenidos ya nos ayuda a seguir en este camino. Pero también, hace pequeños aportes, mediante donaciones y suscripciones. Haz clic Aquí para saber cómo.