En una primera etapa, el cobro por el ingreso a los visitantes se aplicará en las áreas turísticas de la zona norte. El precio de las entradas establecido luego de un estudio del Sernap, y aprobado por los actores locales y los municipios, será de 30 bolivianos para nacionales y 100 para turistas extranjeros. Los estudiantes nacionales pagarán 10 y los locales 5. Se espera que para el 2018 se aplique en la zona Sur.

FB_IMG_1486763032137
Richard Rivera, responsable de Recursos Naturales y Medioambiente del Parque Amboró explicando los alcances del Sisco

En una primera etapa, el cobro por el ingreso a los visitantes se aplicará en las áreas turísticas de la zona Norte. El precio de las entradas establecido luego de un estudio del Sernap, y aprobado por los actores locales y los municipios, será de 30 bolivianos para nacionales y 100 para turistas extranjeros. Los estudiantes nacionales pagarán 10 y los locales 5. Se espera que para el 2018 se aplique en la zona Sur.
El objetivo es consolidar un turismo sostenible. La dirección del Parque Nacional Amboró ha logrado acuerdos con los municipios del área de influencia que han viabilizado también un trabajo conjunto con las comunidades y actores del sector turístico.
Se prevé que hasta septiembre concluyan los trámites administrativos para aplicar dicho cobro en el Amboró, que es una de las 17 áreas que no cuenta con el Sisco. El proceso empezó hace ocho meses, tiempo en el que se realizó un total de 8 talleres con el fin de implementar el sistema de cobro, identificar nuevos atractivos, definir rutas y circuitos turísticos.
Este 9 y 10 de febrero se efectuó el taller de socialización final y la presentación de los resultados de la identificación de nuevas alternativas turísticas, como sugerencias a incorporar en cada municipio. Fueron dos encuentros con los actores turísticos de la zona norte y sur del Amboró. El primero se efectuó en Buena Vista, el jueves 9 de febrero, donde se aprobó la aplicación del Sisco para este año. Sin embargo, durante la reunión de este viernes 10, en Samaipata, se definió que el cobro podría darse recién en 2018 debido a que se espera contar con mayores datos respecto a la viabilidad de este sistema.
Para el director del área protegida, Jorge Landívar, es una decisión atinada. “Mientras tanto, mejoraremos las condiciones en infraestructura, personal, controles, servicios y capacidades locales”, detalló.

Villa Amboró
Pozas naturales de Villa Amboró en el municipio de Buena Vista.

Inicialmente, el cobro se implementará en los municipios de Buena Vista, con “Macuñucú” (Villa Amboró) y La Chonta; San Carlos con Mataracú, y posteriormente en el municipio Yapacaní con los Cajones del Ichilo y El Cóndor.
Patricia Espejo, técnico especialista de Turismo del Sernap, quien dirigió las reuniones, informó que se espera generar unos 500 mil bolivianos durante el primer año de implementación del Sisco. Se proyecta recibir unas 9000 personas.
Los ingresos recaudados por la actividad turística tienen fines específicos, establecidos en el Reglamento General de Operación Turística, según explicó Espejo. En el caso del Amboró, el 55% se destinará para la gestión del área protegida, 15 % para un fondo social, 15% para el fondo de emergencia y 15 % será destinado a un fondo fiduciario.

El director del Amboró, destaca que de las 22 áreas protegidas nacionales, solo la Reserva Eduardo Abaroa, el Parque Sajama, Toro Toro, Madidi y Tipnis, cuentan con un Sisco en funcionamiento; ninguna del departamento Santa Cruz. “Esto significa no aprovechar esos ingresos en el mejoramiento de la gestión integral, más aún ahora que se precisan recursos. En el caso del Amboró, podría incidir positivamente tanto en el aspecto del conocimiento y reflexión sobre la importancia de los servicios ecosistémicos que presta, logrando mayor conciencia y apropiación ciudadana que contribuya en su cuidado y conservación. Colocando esta majestuosa creación como el símbolo de convivencia armoniosa entre el hombre y la naturaleza”, expresó.

jardínss
El Jardín de Las Delicias es uno de los atractivos del Amboró con cascadas de más de 90 metros. Foto: NEX

En el ámbito administrativo de gestión, Landívar explicó que el Sisco permitirá reinvertir esos ingresos en beneficio de la sociedad. Se espera, a mediano plazo, contar con más guardaparques y técnicos, además de mejorar las infraestructuras de protección, de turismo e implementar el Plan de Manejo para disminuir las presiones hacia los recursos naturales. “Coadyuvando a lograr un equilibrio integral en todos los aspectos de gestión, administración y manejo con el concurso de los Gobiernos Autónomos Municipales y actores locales que ahora apuestan por ser municipios turísticos, ecológicos y responsablemente productivos”.
Richard Rivera, responsable de Recursos Naturales y Medioambiente de la Dirección del Parque Amboró, informó que en la reunión en Samaipata, la principal observación ha sido el costo de Bs. 100 para extranjeros. Detalló que las operadoras justificaron el pedido de analizar ese precio, en el hecho de que en su mayoría reciben turistas mochileros con menor poder adquisitivo. Sin embargo, aclaró que el Sisco aún está en proceso de construcción y se busca su aplicación en consenso en todos los municipios. “Vamos a ingresar con un programa piloto y en unos seis meses evaluaremos los aspectos para mejorar o cambiar”.

Los objetivos de aplicar estos sistemas de cobro son alcanzar la auto sostenibilidad financiera de las áreas protegidas, efectuar el seguimiento a los programas de monitoreo, ayudar en la gestión ambiental y conservación de la biodiversidad y el fortalecimiento de los emprendimientos turísticos comunitarios.
El marco legal para la implementación es el Reglamento General de Operaciones Turísticas en Áreas Protegidas (AP), aprobado por Decreto Supremo N° 28591 y el Reglamento General de Áreas Protegidas de la Ley N° 1333 del Medio Ambiente.

El artículo 100, de este último reglamento, establece que las actividades turísticas de diversa índole que se realicen al interior de las AP deberán contribuir en la gestión económica del área y estarán sujetas a cobro.
“Diez guardaparques cumplen la vital función de resguardar 637.000 hectáreas en el Amboró, eso es poco personal. Con el cobro del Sisco se podrá dar una mejor gestión para conservar el área y disfrutar de sus hermosos paisajes”, comentó Danir Vaca Núñez, Jefe de Protección de la zona sur del área.
Mientras que Vladimir Chávez, alcalde del municipio de Buenavista, destacó el trabajo en conjunto que se ha realizado y ratificó el apoyo municipal con el fin de dinamizar el turismo no sólo en el área protegida sino en los municipios colindantes.

Amboró, fuente de vida

Caída de agua Maravilla en el Parque Nacional Amboró ©Eduardo Franco Berton

El Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) Amboró es considerado uno de los parques más biodiversos de Bolivia, además está ubicado en el denominado Codo de los Andes, punto geográfico donde la Cordillera Occidental cambia de rumbo hacia el sur. Ésta formación de la cordillera es la causa de los diferentes climas del Parque: la zona norte es cálida y húmeda; el sur es seco y templado. Además, según estudios hidrológicos elaborados por la Fundación Natura Bolivia y la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), los bosques húmedos de esta área ayudan en un 74% a la recarga del acuífero subterráneo que abastece de agua a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.
El Parque Nacional y ANMI Amboró es un área con un importante potencial ecoturístico porque posee una gran biodiversidad. Se han identificado más de 700 especies de aves, 2.960 especies de plantas superiores como la mara, el cedro, el pino de monte; además es el hábitat de mamíferos como el oso jucumari, en peligro de extinción, venados, chanchos de monte, tapires y una diversidad de murciélagos y roedores. Los escenarios naturales son impresionantes. Destacan cascadas de más de 90 metros, cañones profundos, ríos caudalosos, lagunas naturales, bosques nublados y vegetación exuberante como los helechos gigantes de La Yunga de Mairana.

Oferta turística en los municipios en torno al Parque

nex

Un total de 16 atractivos son parte de la oferta turística de los municipios involucrados. En la zona norte, en el municipio de Buena Vista, están Villa Amboró, La Chonta, Saguayo, Balneario Villa Aquiles, Laguna Madrejones, Reserva Municipal Curichi Cuajo, Hacienda El Cafetal. En tanto que en el municipio de San Carlos está el Museo Arqueológico e histórico, Santuario del Divino Niño, Mataracú, Laguna Verde, La cueva de los Vencejos y murciélagos. Yapacaní también se une a la ruta turística con El Mirador El Rodeo, Los Cajones del Ichilo, Caverna de Los Guacharo y las cataratas de San Luis.

Entre las actividades que se pueden desarrollar en estos sitios están: rafting, caminatas, ciclismo, observación de flora y fauna, paseos a caballo, camping, tours fotográficos. La oferta de turismo es variada, en el Amboró se puede practicar turismo de aventura, investigación, relajación, comunitario, entre otros.
El Parque Amboró abarca nueve municipios: El Torno, Porongo, Samaipata, Mairana, Pampa Grande, Comarapa, Buena Vista, San Carlos y Yapacani. Tiene una extensión de 637.600 hectáreas.

Foto del equipo en el Amboró cruzando un Río


Descarga gratis en PDF nuestra revista mensual. Haz clic en la imagen

16426438_10154474210575805_1239584951_n

Lee en línea nuestra revista digital


Firma-Doly Leytón

Contáctanos

Firma-Doly Leytón