Millones de personas en el mundo, entre ellas de forma destacada los latinoamericanos, ven con preocupación en medios digitales y redes sociales la crisis ambiental. Además, han comenzado a cambiar su comportamiento de consumo, más alineado con productos sostenibles. Así lo revela Un Eco Despertar Global: Conciencia, compromiso y acciones en torno a la naturaleza, un estudio encargado por WWF a la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU).

En el mundo se registró en los últimos cinco años un aumento del 71 por ciento del número de personas que buscan productos sostenibles; un crecimiento del 65 por ciento de gente que en Twitter menciona preocupación por la naturaleza; una subida del 16 por ciento en las búsquedas de Google, con mayor incremento en Asia y América Latina; y un avance del 13 por ciento en la cobertura de noticias en mercados emergentes.

En este quinquenio, más de 159 millones de personas a nivel global han firmado peticiones en favor de campañas relacionadas con la biodiversidad, informa el estudio.

La investigación incluyó a 54 países con 27 idiomas distintos; diez naciones latinoamericanas: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Perú y Venezuela, donde la gente está utilizando las redes sociales para crear conciencia y organizarse a favor de la naturaleza.

Así, en Twitter el volumen de publicaciones relacionadas con la biodiversidad y la pérdida de la naturaleza revela una tendencia al alza en América Latina, donde la cantidad de mensajes relacionados con estos temas se disparó un 136 por ciento, entre 2016 y 2019.

En el caso de América Latina, esto se puede explicar, en parte, por los incendios forestales en la Amazonía. Brasil tiene el mayor número de usuarios de Twitter en la región (12 millones), seguido de México (9 millones) y Argentina (5 millones). El hashtag #PrayForAmazonia apareció en más de 3 millones de tuits.

De todos los países del orbe, Brasil produjo la mayor cantidad de firmas de campañas de biodiversidad y naturaleza, con 23 millones de participantes, lo que representó el 15 por ciento de las firmas mundiales.

En Bolivia, el número de tuits relacionados con biodiversidad y pérdida de la naturaleza en 2020 se incrementaron en 430% en comparación con 2016 (de 6.244 en 2016 a 26.841 en 2020). El número de artículos digitales publicados relacionados a medio ambiente superó los 11.000 en 2019, con un incremento del 174 por ciento en relación al 2016, tiempo en el que además el tema de mayor búsqueda son los incendios forestales, con su pico más alto entre septiembre y octubre de 2019.

“Esto es apenas una muestra del cambio de percepción de la opinión pública y de alguna manera tiene lógica, pues en América Latina han ocurrido desastres ecológicos como los incendios en la Amazonía, además, la región ha sufrido la disminución más dramática de vertebrados en el mundo, con 89% de pérdida de 1040 poblaciones de 689 especies estudiadas desde 1970, de acuerdo al Informe Planeta Vivo de 2018”, dijo Roberto Troya, director de América Latina y el Caribe de WWF.

“Es un despertar ecológico, hemos pasado 150 años ignorando el daño que causan las actividades humanas al medio ambiente y ahora estamos resintiendo las consecuencias. Este estudio es alentador, pues nos indica que hay que convencer a más personas, y en eso los medios, las redes y los influenciadores tienen un rol importante”, agregó.

«Los resultados de esta investigación son muy claros: la preocupación por el impacto que estamos teniendo en el mundo natural está creciendo rápidamente y, en particular, en los mercados emergentes, donde más se están sintiendo los impactos de la deforestación, la pesca insostenible, la extinción de especies y el declive de los ecosistemas», dijo Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

Cristianne Close, Líder Global del Programa Mercados de WWF, dijo: «ya no es aceptable ni inteligente ignorar la sostenibilidad en los negocios, y esto es lo que los consumidores están diciendo fuerte y claro con su búsqueda de productos sostenibles en línea”.

El valor de la naturaleza a través de los servicios que presta a la economía mundial se estima en 44 billones de dólares —más de la mitad del PIB mundial— y el sector financiero tiene un papel fundamental que desempeñar en el cambio de los flujos financieros, alejándolos de las actividades insostenibles, y en la creación de una economía global de emisiones netas cero, positiva para la naturaleza. Las empresas y las instituciones financieras reconocen cada vez más los riesgos asociados a la pérdida de la naturaleza y la sitúan en el centro de sus estrategias.

Más del 50 por ciento de los altos ejecutivos afirman que la demanda de los consumidores está impulsando la atención a la sostenibilidad en la industria textil y de la moda, y como resultado, el 65 por ciento de las organizaciones —en una encuesta reciente— dijeron que se habían comprometido a abastecerse de materias primas producidas de forma sostenible, y el 60 por ciento está recopilando datos sobre la sostenibilidad de la cadena de suministro, incluyendo el uso del agua y otros recursos naturales en sus procesos de producción.

Las cifras se adelantan al Día Internacional de la Biodiversidad que la ONU celebra el 22 de mayo para aumentar la comprensión y conciencia sobre los temas de la biodiversidad.

El informe muestra que líderes espirituales, políticos, grupos mediáticos y celebridades han utilizado su voz en favor de la naturaleza, como el Papa Francisco, la BBC y el New York Times, con publicaciones en redes sociales que alcanzan una audiencia combinada de 1.000 millones de personas en todo el mundo.