La Fundación Amigarse lleva adelante desde hace seis años el programa de responsabilidad social empresarial “Luz de Luna” que patrocina en todo el país a 146 jóvenes universitarios de escasos recursos pero con un alto grado académico y compromiso social. Recientemente se reunió a cerca de 60 beneficiarios, medios de prensa, miembros de Amigarse y voluntarios en el V Encuentro Eclipse Lunar, un espacio en el que los estudiantes intercambiaron experiencias de vida y aprendieron sobre el medio ambiente.


Cecilia Requena Gallo

Santa Cruz, La Paz, Chuquisaca, Potosí y Tarija. Son diferentes los lugares pero todos con un denominador común: desde estos departamentos y sus diferentes ciudades y comunidades provienen los 146 estudiantes universitarios que se benefician con el programa “Luz de Luna”, una iniciativa que nació hace seis años de la mano de la Fundación Amigos de la Responsabilidad Social Empresarial (Amigarse). Con el apoyo y el compromiso de empresas privadas, fundaciones y personas particulares, el programa busca promover el desarrollo humanos de jóvenes de escasos recursos pero con ganas de superación de manera que les permita cambiar y mejorar sus vidas, las de su familia y la de la sociedad.

“queremos ser una esperanza para estos jóvenes”

“El programa se llama ‘Luz de Luna’ porque queremos ser una esperanza para estos jóvenes que quieren superar y cambiar su vida y la de su entorno”, explica Heiver Andrade Franco, miembro del comité Amigarse. Es por ello que se elige cuidadosamente a cada beneficiario, que en todos los casos deben alcanzar buenas calificaciones académicas y demostrar un marcado sentido de compromiso y liderazgo social formando parte de diferentes actividades de su entorno.

Cuando se identifica a jóvenes con este perfil, Amigarse los invita a formar parte del programa, previa reunión con la familia del beneficiario para explicarles el proyecto. Una vez ingresan a “Luz de Luna” los jóvenes reciben mensualmente un bono hasta el momento en que egresan de su carrera, además de capacitación integral, apoyo psicológico y seguimiento académico. A cambio, deben mantener buenas calificaciones, cumplir horas de voluntariado, realizar informes periódicos, y asistir a las reuniones bimensuales y anuales.

Hasta la fecha han pasado por el programa 160 beneficiarios, de los cuales cerca de 30 ya se han titulado, 12 de ellos por excelencia. Además, casi el 60% de los estudiantes se encuentran cursando dos profesiones. “Esto demuestra las ganas de superarse, lo sensibles y participativos que son en sus comunidades y hace que los jóvenes a pesar de ser de escasos recursos sueñen mucho, que no les cueste estudiar en dos carreras”, asevera Andrade.

V Encuentro Eclipse Lunar – Pantanal 2015

LUZ7Como parte de las actividades que realiza el programa “Luz de Luna”, la Fundación Amigarse en alianza con la Fundación Trabajo Empresa (FTE), llevaron a cabo recientemente la reunión anual V Encuentro Eclipse Lunar, que tuvo como sede la ciudad fronteriza de Puerto Quijarro. Durante tres días, del 30 de enero al 1 de febrero, un grupo de 90 personas, entre estudiantes, miembros de Amigarse y de la FTE, medios de prensa y voluntarios, se unieron en un viaje que permitió conocer el verdadero impacto del programa en la vida de los beneficiarios.

La aventura se inició en la ciudad de Santa Cruz, hasta donde llegaron los estudiantes beneficiados de las diferentes ciudades del país, que junto con el resto de la comitiva, se embarcaron en un viaje de 17 horas hasta la ciudad fronteriza de Puerto Quijarro. Con largas horas por delante, los estudiantes aprovecharon el tiempo en el tren para confraternizar entre ellos, y al ritmo de las notas de la guitarra todos se unieron en una sola voz. Así, al inicio del viaje, comenzaba a cimentarse los lazos de amistad e integración entre ellos, precisamente uno de los principales propósitos del encuentro.

Tras el arribo a la ciudad de Puerto Quijarro, la primera actividad marcada para la jornada fue la visita al Centro de Interpretación Ambiental y Turística, donde los estudiantes, a través de explicación de los expertos de WWF, juegos interactivos y proyección de videos educativos, pudieron conocer más sobre el Pantanal y su importancia en el ecosistema de la región. En medio de las actividades, se hizo presente la alcaldesa de Puerto Quijarro, Adela Zamudio, para dar la bienvenida a la comitiva y ofrecer sus buenos oficios a fin de que todas las actividades programadas en la ciudad se realicen sin inconvenientes.

La siguiente parada fue el mirador turístico de Puerto Quijarro, “La Costanera”, ubicado a corta distancia del límite internacional entre Bolivia y Brasil, y desde donde se puede apreciar la ciudad brasilera de Corumbá. Los jóvenes no desaprovecharon la oportunidad para sacarse fotos en grupo con la bahía y la imponente vegetación como telón de fondo. Ya en la tarde, la cita fue en el Hotel Pantanal, lugar donde llegó un grupo de estudiantes y docentes de la Universidad Federal de Mato Grosso, miembros del Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (SEBRAE), y de la Cámara de Comercio de Corumbá.

Allí se expusieron los objetivos y alcances del programa Mato Grosso Sin Fronteras, ejecutado por el SEBRAE y la FTE, y del programa “Luz de Luna”, de Amigarse. Al final de la reunión entre las instituciones presentes se aprovechó para plantear un importante desafío: gestionar, en un plazo de un año, el intercambio estudiantil entre los beneficiarios de “Luz de la Luna” y los estudiantes de la Universidad Federal de Mato Grosso.

Una vez concluida la reunión con las instituciones brasileras se dio inicio a la exposición de los estudiantes “Luz de Luna”. El escenario fue aprovechado por los jóvenes para presentar sus experiencias con el programa, proponer nuevas actividades y cursos que los beneficien, y comprometerse, en el caso de los egresados, a apoyar a que nuevos estudiantes reciban este apoyo.

La jornada no pudo terminar de mejor manera con un momento de diversión en la piscina y posteriormente un campeonato relámpago de futbol de salón, en categoría damas y varones, que desde este versión queda instituida como Copa Eclipse Lunar.

Al día siguiente, y teniendo solo media jornada antes de emprender el viaje de retorno, la actividad principal se centró en un paseo turístico. Toda la delegación se dirigió hasta el emblemático muelle turístico de Puerto Suárez, donde la Laguna Cáceres regaló una hermosa postal para el recuerdo de toda la comitiva.


LUZ6
luz3

ll (1)

 

LOGO-LA-REGIÓN---VECTOR☎ Celular: +(591) 70079347 (Doly Leytón Arnez)
✉ Email:       prensa@periodicolaregion.com
✉ Email:       prensa.laregion@gmail.com