Bufeo boliviano, el delfín de río convertido en patrimonio

Estos bufeos suelen jugar con los peces, lanzándolos fuera el agua con la aleta de sus colas, como si se tratara de pelotas. Pueden vivir hasta 36 años.

El bufeo boliviano. / Foto: Mara Candice Arias

Inia boliviensis, también conocido como bufeo boliviano, “delfín de río” o “delfín rosado”, es un animal acuático que vive en los ríos de la Amazonia boliviana. Es uno de los más grandes delfines de río y fue declarado Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia. Este singular animal se encuentra vulnerable a la extinción.

Características: su cabeza y rostro son pequeños, termina en un hocico alargado levemente curvado hacia abajo, dando la impresión de que estuviera siempre sonriente. Tiene mejillas abultadas y en la frente posee un órgano llamado “melón”, que le sirve para nadar, pescar, orientarse y guiarse dentro de las aguas de los ríos de la Amazonia. Tiene una limitada visión; para compensar esta carencia, posee un sistema de emisión de ondas de baja frecuencia (ecolocalización) parecido a un radar, que le permite detectar la forma y el movimiento de los objetos en el agua. El bufeo tiene dos tipos de dientes: cónicos y molares. Se diferencia de sus parientes cercanos que viven en Brasil, Venezuela o Colombia, por tener mayor cantidad de dientes (33). Las aletas del pecho y de la cola son de mayor tamaño que la aleta de la espalda (o aleta dorsal) que es muy pequeña y poco notoria, dando la impresión de que tuviera una joroba. Los bufeos juegan con los peces lanzándolos fuera el agua con la aleta de su cola, como si se tratara de pelotas. Pueden vivir hasta 36 años.

Alimentación: el bufeo se alimenta de peces, más de 50 especies forman parte de su dieta aunque prefiere el pacú. En tiempo de escasez puede comer algunos cangrejos y caracoles, y en raras ocasiones pequeñas petas (tortugas).

Hábitat y distribución: habita en las cuencas y subcuencas de los ríos Madera, Mamoré, Iténez y Abuná, ubicados en los departamentos de Cochabamba, Beni, Santa Cruz, Pando y el norte de La Paz.

Estado de conservación: se encuentra Vulnerable a la extinción, según el Libro Rojo de la Fauna Silvestres de Vertebrados de Bolivia; mientras que para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) está “en peligro” de extinción pues sus poblaciones son amenazadas por las actividades que destruyen el hábitat acuático donde vive. Los depredadores naturales del bufeo son el caimán negro (Melanosuchus niger) y el jaguar (Panthera onca). También se tienen datos de que los bufeos mueren por el tráfico descontrolado de las embarcaciones, ya que son atrapados por las hélices de los motores fuera de borda. Otros mueren atrapados en redes de pesca. Algunos pescadores los matan porque piensan que les roban sus peces, arruinan sus redes y creen que traen mala suerte. También los matan para usar partes de sus cuerpos en medicina tradicional o como carnadas para la pesca.

Fuente: World WildlifeFund WWF