lunes, diciembre 5, 2022
InicioLA REGIÓNDestacadosCarola Vaca: “Voy a seguir apoyando a los guardaparques, el medio ambiente...

Carola Vaca: “Voy a seguir apoyando a los guardaparques, el medio ambiente y la conservación desde otro lugar”

Es la primera mujer guardaparque de Bolivia. Tras diez años de trabajo en la Estación Biológica del Beni, será la Secretaria Departamental de Medio Ambiente. Entre sus retos están gestionar recursos económicos para fortalecer su área y controlar teas ilegales en el aprovechamiento de recursos naturales.

“Yo también me enteré recién”, sonríe Carola Vaca cuando se la felicita por el anuncio que hizo el gobernador electo de Beni, Alejandro Unzueta, este miércoles: “Para la Secretaría de Medio Ambiente, he hablado con Carola Vaca, una gran guardaparque nacional. Hace meses que venimos convenciéndola de que por favor nos colabore”.

Hasta hace unos días, no estaba convencida. Después de una carrera de 25 años como guardabosques en el Parque Nacional Noel Kempff Mercado (Santa Cruz), el Parque Departamental Iténez (Beni) y la Estación Biológica del Beni (EBB), le dolía mucho abandonar las áreas protegidas, la EBB.

Pero las circunstancias la llevaron a ver una oportunidad de seguir trabajando por estos sitios de conservación, “abandonar un barco y subirme a uno más grande”. Por eso hace cinco días le dijo que sí la autoridad electa, quien asumirá el cargo este lunes 3 de mayo. Y desde su nuevo rol, seguirá apoyando a los guardaparques, el medio ambiente y la conservación, “desde otro lugar donde tengo más visibilidad”.

Para quienes conocen su trabajo, su salida de la EBB fue una muy mala noticia, pero su llegada al Gobierno Departamental del Beni es una esperanza. Claro que será un reto grande. Desde ya, según cuenta, la Secretaría “tiene solo deudas y multas, pero no presupuesto”. La mitad ya se ejecutó y no hay dinero para el próximo semestre. Frente ello, “no hay otra alternativa, el resto es hacer gestión con el pueblo boliviano, organizaciones, instituciones que pueden cooperar en el tema de conservación, medio ambiente y desarrollo sostenible”.

Paralelamente, ve necesario evaluar el estado legal del aprovechamiento de recursos naturales forestales, pesqueros y mineros, entre otros. Además, en la última década se perdieron ecosistemas importantes y es necesario hacer que se cumplan normas. “Ese es el reto más grande y la gestión de recursos económicos mediante la cooperación internacional. Ver las fundaciones y organizaciones que de repente el gobierno (nacional) rechaza, para encaminarlas hacia el Beni”, asegura.

Lee también: Al menos 8 graves irregularidades tienen a las áreas protegidas de Bolivia en situación “compleja y desesperada”

Un tema de dignidad

En la Estación Biológica del Beni, su lugar de trabajo en los últimos diez años. Foto: Archivo personal Carola Vaca.

Desde noviembre del año pasado, en el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) empezaron a darse cambios y despidos de personal con amplia trayectoria en los 22 Parques Nacionales. Ni siquiera la protesta de organizaciones ciudadanas e instituciones internacionales de conservación, pudieron detener estas decisiones, que profundizaron las amenazas que sufren las reservas de conservación que tiene el país, tales como: incendios forestales, extractivismo, expansión de la frontera agrícola y asentamientos humanos irregulares entre otras.

Todo esto, sumado a una falta constante de recursos para trabajar en la defensa del patrimonio natural de Bolivia hizo que tanto directores como jefes del cuerpo de protección se vean obligados a gestionar recursos de donación o proyectos con apoyo internacional.

En el caso de la EBB, Vaca dice que en los últimos dos años “no recibimos un centavo. Incluso nos cerraron la cuenta fiscal del banco por falta de uso, porque nunca nos desembolsaron ni un peso”.

Durante su gestión como directora interina, logró consolidar dos proyectos con la Unesco y la cooperación española para contribuir a las comunidades en sus iniciativas productivas y restaurar ecosistemas afectados por desastres naturales.

Pese a ello, hace unos días decidió renunciar. “Me fui en el momento en que todos los días el director (de la EBB) nos decía que estaba muy presionado y que tenía que botarnos a todos. Llegaba y decía: me acabo de reunir con los dirigentes de la cúpula del MAS y me exigen que tengo que botarlos. El momento que salió una lista ya con nombre y apellido de nuestros cargos, nos dijeron que el 1 (de mayo) nos iban a sacar a la fuerza. No es porque yo tenga temor a que esto hubiera sucedido, el tema es que es demasiada presión, es un tema de dignidad”.

Lee más: El TGN apenas destina 23 % del presupuesto que necesitan las áreas protegidas

“Estoy aquí no por ser mujer”

Las redes sociales ayudaron a visibilizar su trabajo. Durante la pandemia ayudó a gestionar alimentos y ayuda para los pueblos indígenas de la EBB. Foto: Facebook Carola Vaca

Carola se convirtió en la primera guardaparque mujer de Bolivia en los años 90, tras estudiar para técnica guardabosques, cuando existía esa carrera en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz, de donde ella es oriunda. Lo hizo porque veía que nunca tendría la oportunidad, ya que las convocatorias requerían personas que manejaran motocicleta y hubieran ido al cuartel. “Entonces dijeron: bueno, apareció una técnica guardabosques mujer, entonces hay que darle la oportunidad de participar en una convocatoria”.

A ella no le agrada que se diga que sobresalió por su género. Ganó concursos de competencia, donde se mide currículum y competencias, “no tiene que ver con que uno sea mujer”.

Ya en funciones, se destacó por su contundencia a la hora de controlar y vigilar el cumplimiento de normas respecto a los recursos naturales.

Cuando estaba en el Parque Iténez, por ejemplo, logró que los empresarios privados que se beneficiaban con el cien por ciento de la cosecha de la castaña pagaran un precio justo a los Itonomas, pueblo originario que vive en el lugar. | Lee más: Expertos ven dos grandes debilidades en la administración de áreas protegidas nacionales

En una planificación para enfrentar incendios forestales. Foto: Facebook Carola Vaca

También estuvo involucrada en proyectos de conservación de tortugas de río, entre otras acciones de la misma línea.

En el tema orgánico, fue fundadora de la Asociación de Guardaparques de Bolivia (Abolac) y la primera presidenta, en las dos primeras gestiones de la Asociación Boliviana de Agentes de Conservación. Eso la llevó a ser la delegada de Sudamérica en el directorio de la Federación Internacional de Guardaparques.

Con esa autoridad presentó su renuncia y lamentó el riesgo al que se expone la EBB por planes de desmonte en áreas que, según explica, empezaban a regenerarse de forma natural, aunque muy lentamente. Aunque este extremo fue negado por el director ejecutivo del Sernap, Teodoro Mamani, Vaca dice que las cosas sí se encaminan por ese rumbo.

Ahora, desde otro rol, también le tocará lidiar con la reglamentación del Plan de Uso de Suelo (PLUS), el mismo que pone en riesgo a millones de hectáreas de bosque. | Lee también: ¿Por qué preocupa la promulgación del plan de uso de suelo en Beni?

“Si la Ley no se puede cambiar un tema político, lo que toca es tratar de reglamentar ese PLUS, ver que este reglamento sea lo más amigable con el medio ambiente. Nada está escrito con sangre”.


Gracias por leer nuestros contenidos. ¿Sabías que son de acceso gratuito gracias a un grupo de gente como vos que cree en un cambio posible? Si quieres saber cómo ser parte de esta cruzada para visibilizar la problemática medioambiental de Bolivia y conocer sus destinos ecoturísticos, envía un mensaje al +591 70079347 o haz click aquí.

Destacados