• Una investigación recientemente publicada pudo precisar, en base a fotoidentificación, a qué edad las ballenas son atacadas por las Orcas y en qué lugares.
  • “El avance de la tecnología permite que la ciencia se vuelva más democrática”.

Por Michelle Carrere/ Mongabay Latam

Un nueva aplicación gratuita permite identificar a los delfines utilizando fotografías de sus aletas dorsales.

Este nuevo sistema automatizado, llamado finFindR, se basa en el principio de GoogleFace y los avances recientes en algoritmos de reconocimiento de imágenes. Los investigadores pueden así comparar las características de las aletas de los delfines que aparecen en sus fotografías, con las del catálogo de individuos conocidos por la aplicación.

finFindR, una creación de National Marine Mammal Foundation (NMMF) y Western EcoSystems Technology, Inc. (WEST), puede revisar un catálogo de 100 000 fotografías para encontrar la imagen correcta en uno o dos segundos. Una tarea que hasta ahora era realizada a mano por los científicos, quienes tardan horas o días en ordenar, emparejar y descartar imágenes. Así, al ahorrar tiempo y por ende dinero, “los estudios sobre poblaciones de delfines se pueden ampliar significativamente con resultados más rápidos” explica Lori Schwacke, Jefa Científica de NMMF.

Lee más| Paquió: Una Área Protegida Municipal que respira

Ciencia con fotografías

Yerko Vilina, biólogo marino e investigador chileno dedicado a estudiar delfines, explica que las aletas de los cetáceos, al igual que el cuerpo de los seres humanos, van adquiriendo marcas a través del tiempo. “Es que los delfines son muy sexuales”, dice Vilina. “Se tocan, se rascan se muerden. Es por eso que en las aletas se pueden ver líneas, algunas oscuras otras más claras, cicatrices, mordiscos, etc.” dice. De esta manera “las aletas sirven para reconocer especies, pero también individuos porque pasan a ser como una huella digital”, agrega.

Delfín de Risso (Grampus griseus). Es quizás el que presenta marcas más conspicuas. Van aumentando con la edad. Foto: ONG Panthalassa.

Todd Speakman, biólogo de campo de NMMF explica que “debido a la alta resolución de las cámaras de hoy en día, finFindR puede ver e identificar detalles tan pequeños como de 2 a 5 mm”.

Por otro lado, debido a que “la mayoría de estas especies son muy longevas, puedes ver los diferentes impactos que van teniendo a través del tiempo” señala Vilina. Esto permite “comprender como sobreviven, la fidelidad al sitio, los patrones de asociación y el uso del hábitat. También podemos conseguir parámetros de la población, como la abundancia, la densidad y crecimiento de la población”, dice Speakman.

Juan Capella, biólogo marino e investigador de whalesound, explica que “los individuos viejos tienen más marcas que los jóvenes” de esa manera, “la fotoindentificación permite saber, por ejemplo, cuál es la edad de un delfín”. Así mismo las fotografías pueden responder a preguntas relacionadas con el lugar en el que se encuentran. “Puedes saber si un individuo vuelve al mismo sitio y cuánto tiempo pasa ahí” dice Vilina. Al mismo tiempo, “si es que un individuo es muy fiel a un sitio, pero un día ya no vuelve y no ha sido fotografiado en ningún otro lugar, es porque probablemente murió. De esa manera puedes estimar tasas de mortalidad”. Así mismo se pueden estimar tasas de natalidad.

Capella, junto con otros cinco científicos, acaba de publicar una investigación en base a seguimientos fotográficos, en la que pudo determinar a qué edad las ballenas son atacadas por las Orcas y dónde. A diferencia de los delfines, el científico fotografió las aletas caudales, es decir, las colas de las ballenas.

Lee más| 4 años de cárcel para asiáticos traficantes de colmillos de jaguar

.

Aleta caudal de Ballena Jorobada (Megaptera novaengliae). Estas marcas permiten identificarlas y seguirlas. Los científicos han llamado a este individuo Fidelio, en honor a su fidelidad con el sitio geográfico. Su aleta presenta marcas por ataques de orcas. Foto: Juan Capella

El seguimiento fotográfico de los individuos demostró que las Orcas atacan a las ballenas cuando estas tienen entre uno y dos años. Y es que “las ballenas jóvenes tienen marcas de ataques en sus colas, mientras que las ballenas viejas no presentan marcas nuevas”, explica Capella.

Al mismo tiempo, los científicos lograron observar que “las orcas atacan a las ballenas en el lugar donde nacen y no tanto donde vienen a comer” dice Capella. La manera en que lograron llegar a esa conclusión fue observando fotografías tomadas en distintos espacios geográficos. “Lo que se muestra es que en diferentes puntos de la migración, el grado de ataque es distinto. Es claro que en diferentes puntos las ballenas llegan más marcadas que en otros”, explica.

Lee más| La cruel matanza de jaguares para el mercado negro de Surinam

Las amenazas

 

Los delfines enfrentan diversas amenazas en los océanos. Sufren las consecuencias de los derrames de petróleo, se enredan en aparejos de pesca, ingieren accidentalmente desechos marinos, especialmente plásticos, son golpeados por barcos y se ven afectados por la minería. Además, los peces, su dieta principal, también han disminuido en muchas áreas debido a las cambiantes temperaturas de los océanos y la sobrepesca.

Es así como “hay varias especies de delfines de todo el mundo que están en peligro de extinción, tales como el delfín de Héctor, Baiji, Ganges y delfines de río Indus”, dice Speakman.

Foto: National Marine Mammal Foundation.

A científicos como Vilina y Capella, que trabajan con técnicas de observación sin manipular a los animales, les resulta particularmente útil esta nueva tecnología. Hacer ciencia no intrusiva es, para ambos científicos, una decisión en gran parte ética. “Ponerle un marcaje a un animal es una cosa no menor”, señala Vilina, refiriéndose al uso de tecnologías que implican instalar marcas en los animales que permiten a los científicos hacerles seguimiento. “Usando tecnología intrusivas sacas buenos papers, pero el animal paga las consecuencias incluso a veces con la muerte”, dice. Además, agrega que “la mayoría de estos animales tienen problemas de conservación. La manipulación es una causa de impacto que, en algunos casos, genera el suficiente estrés como para que sean afectados sus modos de vida. Es por eso que uno tiene que intentar conocerlos sin manipularlos”.

Lee más| 8 reportajes impactantes de la fauna y sus amenazas en Bolivia

El nacimiento de finFindR

 

Cuando en 2010 la plataforma petrolífera, Deepwater Horizon, derramó 779 000 toneladas de petróleo al mar, en el Golfo de México, el equipo de Schwacke usó identificación por fotografías para estudiar a los delfines afectados. “Cada vez que fotografiamos a un delfín, tuvimos que buscar en miles de fotos para determinar de qué individuo se trataba”, afirma Schwacke.

Luego de esa experiencia, la National Marine Mammal Foundation y Western EcoSystems Technology, Inc. se asociaron para desarrollar la aplicación automatizada finFindR.

Con el fin de comprobar la asertividad de la aplicación, los creadores de finFindR rastrearon las aletas dorsales de las fotografías y el sistema identificó al delfín correcto en el 88 % de todos los casos de prueba. Cuando se le pidió a la aplicación que clasificara el catálogo, según las probabilidades de coincidencias, finFindR incluyó al individuo correcto el 93 % del tiempo dentro de las 10 mejores coincidencias posibles.

Sistema de reconocimiento de aletas. Foto: Finfind

Es así como la tecnología sigue sumando buenas noticias para la investigación que trabaja por la conservación de las especies marinas. Vilina señala que en la medida que la tecnología se ha desarrollado, el trabajo se ha facilitado. “Ya la foto digital permitió un trabajo con muy bajo presupuesto, en comparación a la antigua fotografía. Ahora estas nuevas tecnologías, como finFindR, nos permiten procesar mucha información en corto tiempo y así ahorrar”.

Por otro lado el científico comenta que ha observado que “el avance de la tecnología permite que la ciencia se vuelva más democrática”. Ello puesto que, según su experiencia, “la gente se empieza a hacer participe del conocimiento en la medida que hacen fotos y las comparten con uno.”

finFindR está siendo utilizado actualmente para estudiar las poblaciones de delfines nariz de botella en todo el sureste de los Estados Unidos, incluyendo los estados de Louisiana, Mississippi, Georgia y Carolina del Sur.

Periodismo independiente ¡Necesitamos tu apoyo!

  • En La Región somos periodistas independientes, nuestros contenidos son gratuitos pero si tienes la posibilidad de donar 10 bolivianos o el monto que desees, tu aporte ayudará a continuar nuestra labor de investigación y difusión de temas medioambientales de ecoturismo y turismo comunitario de Bolivia.
  • Nuestra cuenta: Banco Unión cuenta de Editorial La Región número 100 000 1945 2973 NIT 4669 85803
  • Contrata nuestro servicio de publicidad. Si tienes una empresa, contrata nuestros servicios de publicidad. ¡Llegamos a miles! Contáctanos al 70079347 o prensa.laregion@gmail.com
  • Conoce más de nuestro equipo y trabajo en este enlaceNosotros

 Te puede interesar

Haz clic sobre la imagen para conocer detalles
Haz clic sobre la imagen

Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos de este portal en plataformas de medios de prensa locales o internacionales, sin autorización previa de la Agencia de Noticias La Región. Solicite información a prensa@periodicolaregion.com 

Anuncio

Terreno-finca en venta (Quillacollo, Cochabamba) 40$us/m2

A la venta hermosa finca con 5,5 hectáreas con un precio de 40 dólares m2 (Precio total: $us.2,200,000) La Finca cuenta con una hermosa casa estilo colonial de lujo, varias fuentes de agua en la casa principal, además de vacas y caballos que al momento de la venta se quedarán en la finca. Se recibe a cuenta de pago casa en la ciudad de Santa Cruz o Cochabamba. Interesados comunicarse al 70079347 o al ☎ 72270404

Lee en línea o descarga gratis nuestra revista mensual