Buenas noticias para los amantes del deporte extremo o el turismo de aventura. Un nuevo circuito de arborismo y tirolesa se inauguró en la Quinta Curucusí, situada en la comunidad Santa Bárbara, a pocos minutos de la zona urbana de Buena Vista, en Santa Cruz, Bolivia. Expertos de la operadora Naturaleza Extrema (NEX), empresa de ecoturismo y aventura, están a cargo de las operaciones. 

La Quinta Curucusí se encuentra cerca del inmenso Parque Amboró, por lo que está rodeada de abundante vegetación,  pero es un recinto cerrado y controlado, donde se instalaron circuitos deportivos de dificultad creciente. A este espacio se lo denominó Parque de Aventura en los Árboles. La construcción empezó en octubre del año pasado y ahora está abierto al público. 

El instructor se encarga de verificar la seguridad de cada participante, previo a cada actividad.

El circuito se realiza en un día. Antes de arribar a destino, se tiene unos minutos en la plaza principal del pueblo, donde puedes tomar algunas fotos de recuerdo, incluso comprar una bolsa del tradicional café local. Al llegar a la Quinta, te reciben con un desayuno típico y  de campeones, para tener energía todo el día. En esta ocasión degustamos  masaco de plátano, empanada de arroz y un buen café.  Luego los instructores preparan y explican el uso del equipo, además del manejo de seguridad.

Una vez preparado, la primera aventura es el deslizamiento por una tirolesa de 210 metros de largo a 50 Km/h. Solo cuando estás a un paso de lanzarte descubres que el miedo puede hacer que des un paso atrás. Hay quienes bajan tiesos y en silencio, otros gritan, y también están los que se lanzan con total confianza y quieren volver a hacerlo.

La tirolesa es uno de los principales atractivos en el circuito.

Lo que sí es seguro,  es que todo el recorrido tienes en mente que no puedes detenerte antes de llegar al otro lado. Si pasara lo contrario, existen dos sistemas para frenar: un resorte que hará que rebotes suavemente  y un instructor que puede frenar por vos. 

Al otro lado están los juegos de arborismo, paro antes se sirve un refrigerio de 15 minutos.

El arborismo cuenta con cinco secciones, donde se pone a prueba la capacidad de aplicar las técnicas para cada obstáculo. Vencerlos te llevará a la altura de la meta, que te permitirá  lanzarte a  la segunda tirolesa. Esta es más larga, pues su longitud alcanza los 250 metros, con una velocidad promedio de 60 a 70 km/h. 

El puente colgante es uno de los obstáculos que deben vencer los participantes, a medida que avanzan el circuito.

Una vez de regreso, se vuelve a las cabañas de la Quinta, donde espera un churrasco. Se puede aprovechar para descansar, pasear por los alrededores y es posible quedarse más de un día, pues el lugar cuenta con cabañas.  La última actividad opcional es la granja Curucusí, donde se puede conocer una diversidad de animales domésticos y nativos. 

Esta se creó con el propósito  de que la gente le dé valor a los animales, aprenda a respetarlos  y vea cómo se criaban antes. 

Puente de equilibrio.

En convenio con la Gobernación de Santa Cruz, este también es un centro de custodia. Una tesista del Museo de Historia Natural Noel Kempff se encarga de los cuidados de los animales.


Toma nota:

Transporte privado ida y vuelta desde Santa Cruz de la Sierra (bus con aire acondicionado)

Nivel de dificultad: Mediano esfuerzo

Llevar: Ropa cómoda 

Caramelos.

Mochila pequeña

Zapatillas tenis

Repelente

Para reservar tu espacio puedes enviar un whatsapp, haz click aquí o llama al 591 76627814

Si te interesa republicar esta nota, dale click

APÓYANOS


a

postamos por un periodismo independiente y eso solo es posible con tu aporte : haz una donación para sostener este proyecto.
En este link tienes todas las opciones para convertirte en un “Amigo/a de La Región”.
Click aquí para saber más o llámanos al (591) 70079347

/