Valle de Tucabcaca, Bolivia
Desde la cima de los miradores e puede apreciar el imponente valle de Tucabaca. Foto: Doly Leytón Arnez.

  ¡Apóyanos! Tu aporte nos permite hacer periodismo independiente, de calidad y sobre todo útil para la sociedad. Sé un amigo/a de La Región y suscríbete. Haz click aquí para saber cómo.

Doly Leytón Arnez

Una joya turística, lugar de pequeños encantos. Santiago de Chiquitos tiene todo lo necesario para reencontrarse y disfrutar la naturaleza. Por algo lo llaman “la antesala del cielo”.

Fundado en 1754, este pueblo custodiado por la Serranía de Santiago forma parte del territorio de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos y está en Roboré, Santa Cruz.

Además de ser la única población enclavada en el área protegida Valle de Tucabaca, Santiago de Chiquitos tiene plasmado en sus paredes una diversidad de coloridos murales que evocan la naturaleza, su singular cultura -expresada en la música y tradiciones- y el encanto de su gente.

En diversos puntos se alzan también obras de arte en madera, metal y otros materiales que ponen en valor a El Abuelo; personaje de máscara blanca de aspecto risueño, en la que destacan las mejillas rojizas.

Las obras de arte son fruto del festival de música y arte para la conservación, ´Conservarte’, que se realiza desde hace seis años con la intervención de artistas bolivianos y extranjeros.

Ríos, pozas y cascadas

A 8 km del pueblo están Las Pozas: piscinas naturales de piedra con agua cristalina, que de acuerdo a la temporada puede estar fresca o muy fría. Foto: Ricky Arias

 

Los 640 kilómetros que se recorren desde Santa Cruz de la Sierra hasta este destino turístico, situado a 20 minutos del municipio de Roboré, valen la pena. Aquí el agua es uno de los elementos que se disfruta más, sobre todo en temporada de calor, de agosto a abril.

Entre los atractivos están “Las Pozas”, un conjunto de piscinas naturales, ubicado a ocho kilómetros del pueblo; en pleno bosque, como un oasis rodeado de grandes rocas y del imponente Bosque Seco Chiquitano.

En la parte más baja del municipio, cercadas de monte tupido se encuentran pequeñas playas de arena dorada. Allí los turistas disfrutan del agua fresca bajo cascadas que nacen en las serranías y forman los doce ríos que recorren el municipio de Roboré.

Bosque y centinelas de piedra 

Desde la cima de la serranía, se ve enormes formaciones rocosas dispersas entre zonas llanas que aparentan ser centinelas petrificados de este mar verde. Durante años el viento a tallado estas asombrosas piezas. Foto: Steffen Reichle

Santiago tiene hermosos sitios para el disfrute de los visitantes pero el Mirador del Valle de Tucabaca es el referente turístico. Desde sus diferentes paradores se puede observar el majestuoso Bosque Seco Chiquitano que alberga a miles de especies vegetales y de animales. Este sitio es parte del Área Municipal de Vida Silvestre Tucabaca

La única forma de conocer este lugar es a pie. La caminata hasta la cima demanda entre 40 minutos y una hora, dependiendo del estado físico.  El sendero está diseñado para ascender con seguridad los tramos que llevan al Mirador Chico (4.2 km.) y al Mirador Grande (5.7 Km.) Se aconseja usar zapatos con trilla para evitar resbalar.

Desde la serranía, este mar verde parece estar custodiado por centinelas de piedra. A lo largo del recorrido se erigen formaciones rocosas gigantes que han sido talladas por el viento.

Pinturas rupestres y formaciones rocosas

En la cueva de Juan Miserendino quedan vestigios de lo que fue la vida primitiva. Foto: Doly Leytón Arnez

En una jornada, que empieza a las cinco de la madrugada, se puede conocer otros atractivos naturales donde, además, se hallan vestigios de la presencia de civilizaciones antiguas. Las excursiones también se realizan a pie.

 9 atractivos naturales de Santiago

 

Para realizar estas excursiones se recomienda contratar los servicios de un guía local. Para el ascenso a los miradores los guardaparques hacen de guías.

Es necesario llevar algún aperitivo, agua, repelente, protector solar y gorra de ala ancha. Usar ropa cómoda y zapatos con trilla.

Infotur 

Precio del servicio de guías de la Asociación de Guías de Turismo Peabirú

  • Las Cuevas: 200 Bs
  • Las Colinas: 150 Bs
  • Las Posas: 200
  • Soledad: 150 Bs
  • El banquete: 120 Bs
  • El mirador: 150 Bs
  • Motacú: 150 Bs

Condiciones del servicio:  Siete turistas por guía, el servicio no incluye transporte.

Contacto: 71339909


Costo de ingreso al área protegida: Bs 10

¿Cómo llegar a Roboré?

Transporte público en bus, trufi, taxi o transporte férreo.

Terminal Bimodal de Santa Cruz de la Sierra. Salidas diarias a partir de las 10:00 horas. Retorno desde la Terminal de Roboré. Salidas diarias a partir de las 8:00 horas en trufis y en flota desde las 17:00, ambas con conexión a San José de Chiquitos. Información Teléfono(s): (+591-3) 3488382 y 3488482

Transporte férreo

  • Expreso Oriental, salidas desde la Terminal Bimodal de Santa Cruz de la Sierra, los lunes, miércoles y viernes a las 13:00.
  • Ferrobús: Salidas los martes, jueves y domingo a las 18:00.
  • Retorno de Roboré a partir de las 18:00.

Hospedaje Sugerido 

 Hotel Churapa

 


Tras varias horas de caminata por el bosque se llega a El Arco. Se trata de una formación de piedra que data de hace miles de años. Foto: Doly Leytón Arnez
Para quienes disfrutan del agua, La Colina en un hermoso lugar que tiene una cascada que alimenta una poza de agua clara. En sus alrededores se encuentran pinturas rupestres. Foto: Steffen Reichle

El primer mirador está a 4.2 km del ingreso al área. Desde allí se aprecia el bosque seco chiquitano que asemeja a un manto verde interminable. Foto: Steffen Reichle


El ambiente tranquilo del pueblo se torna festivo algunos días al año, como durante la celebración del festival Conservarte, que este año se realizó del 12 al 15 de marzo. Niños, jóvenes y adultos participan de las actividades que buscan concienciar sobre la importancia de preservar los recursos naturales de este pequeño paraíso. Foto: Doly Leytón Arnez

Recibe nuestra revista impresa, haz click para saber cómo.