Carlos Magdalena, uno de los mayores expertos en nenúfares del mundo, sospechaba desde hacía tiempo que la planta era diferente de las otras dos especies gigantes conocidas.

La enorme planta estaba registrada en los archivos del Real Jardín Botánico de Kew, en Londres, y crecía en varias colecciones acuáticas de los jardínes, pero había sido identificada erróneamente como otra especie.

Ahora, un nuevo estudio científico ha revelado que en realidad se trata de una nueva especie. Además, esta planta, que crece en una única cuenca hidrográfica en parte del sistema fluvial del Amazonas, sostenta el récord de ser el mayor nenúfar del mundo, con hojas de más de 3 metros de ancho.

«Totalmente diferente»

El botánico Carlos Magdalena, uno de los mayores expertos en nenúfares del mundo, sospechaba desde hacía tiempo que la planta era diferente de las otras dos especies gigantes conocidas, Victoria amazónica Victoria cruziana.

Sus sospechas le llevaron a pedir a científicos de Bolivia -del Herbario Nacional de Bolivia, el Jardín Botánico de Santa Cruz y el Jardín Botánico Público La Rinconada- la donación de algunas semillas al Real Jardín Botánico de Kew.

«Esto supuso que pudimos cultivarla junto a las otras dos especies bajo exactamente las mismas condiciones. Una vez que lo hicimos, pudimos ver claramente que cada parte de la planta era totalmente diferente», explicó a la BBC el botánico español, a la vez que describió el hallazgo como el «punto culminante» de su carrera.

Flor de Victoria Boliviana

Junto a Carlos, la ilustradora botánica Lucy Smith realizó detallados dibujos científicos de las tres especies para lo que tuvo que acceder al invernadero por la noche, ya que las flores de los nenúfares sólo salen en la oscuridad.

«Pude acceder a las flores y, además, al observar las hojas, pude, como ilustradora, destacar las diferencias que veía», comentó la ilustradora.

«Y de hecho, mientras dibujaba esas diferencias, estas se hicieron aún más fuertes en mi mente y encontré nuevas formas de distinguirlas».

Lee también: Así es la primera especie de tajibo de Bolivia: Handroanthus abayoy

Ilustración de Victoria Boliviana
Ilustración: LUCY SMITH

«Quizá sea subjetivo, pero de las tres especies creo que (la nueva) tiene una de las flores más bonitas», agregó.

El Real Jardín Botánico de Kew tiene una larga tradición cultivando estas plantas: la Casa de los Nenúfares se construyó en 1852 para exhibir sus colecciones.

Imagen de archivo de la casa de los nenúfares
RBG KEW

Los nenúfares gigantes -descubiertos en el siglo XIX- fueron una maravilla natural de la época, y el género recibió el nombre de la reina Victoria de Inglaterra. Con la nueva especie descubierta ahora existen tres especies de este tipo.

El nuevo descubrimiento demuestra que los nenúfares siguen deparando algunas sorpresas y los científicos afirman que aún queda mucho por aprender sobre ellos.

Victoria Boliviana en estado salvaje en Bolivia
Foto: Carlos Magdalena

«Ninguna de las tres especies ha sido muy bien estudiada», explicó el científico Alex Monro, del Real Jardín Botánico de Kew.

«Todavía no sabemos cuántas poblaciones hay y cuánto varían en tamaño. No entendemos muy bien la biología de la polinización. No sabemos mucho sobre la dispersión de la especie: cómo se transmite de un lugar a otro».

«Así que todavía hay muchas incógnitas. Y creo que, como son tan grandes, tan obvias, la gente no ha pensado en estudiarlas con tanto detalle».

La descripción de esta planta ha sido publicada en la publicación Frontiers in Plant Science.

Lee también: La Rinconada, un paraíso tropical para conectarse con la naturaleza