En el museo los niños aprenden acerca de la importancia de la conservación.

El Espacio Interactivo Memoria y Futuro Pipiripi, de La Paz, inauguró hace poco tres nuevas salas, que tienen el objetivo de generar conocimientos y ayudar a que los más pequeños aprendan a valorar la biodiversidad y la naturaleza. Se trata de “El Bosque de los niños”, “Estación Planeta” y un laboratorio de creación e innovación.

En el primer ambiente se puede conocer el bosque amazónico, con réplicas en peluche de más de 40 especies de animales silvestres, elaborados por la bióloga Ninotska Burgoa, de Artyka. El espacio permite interactuar y conocer a la fauna y flora de este ecosistema.

En la segunda sala se recrea la biodiversidad del Lago Titicaca, humedal de importancia internacional, y resalta la urgencia de la protección de los recursos hídricos. En el mismo lugar, además se exhibe la colección fotográfica “Animales Asombrosos”, que presenta 60 de las mejores imágenes tomadas a especies en Bolivia por el fotógrafo de naturaleza Daniel Alarcón.

Pipiripi también habilitó un laboratorio de creación e innovación, que cuenta con herramientas y materiales lúdicos, como microscopios y herramientas para incentivar el diseño y la creación de soluciones a problemas ambientales, con el uso de la tecnología, energías renovables, mecánica y robótica.

Todo ello va acompañado de una amplia variedad de recursos de educación ambiental, entre ellos juegos didácticos, libros, cuentos y material audiovisual que contribuyen a conocer más sobre ecología, biodiversidad y problemáticas que enfrenta nuestro planeta, como ser el cambio climático.

Lee más: ¿Qué hace el Museo de Historia Natural Alcide d’ Orbigny de Cochabamba y por qué un anunció genera polémica?

En una nota de prensa de WWF, se lee que otra de las novedades son los sensores para la detección de CO2, que permiten medir la calidad del aire.

“Con los recursos que hemos obtenido, hemos trabajado en la transformación de este sitio para poder decir que hoy el Pipiripi es el espacio de educación ambiental más importante que tenemos en nuestra ciudad. Queremos que siga creciendo con este impulso tan importante, porque el futuro de nuestra ciudad está unido a esta conciencia que debemos tener sobre nuestro entorno”, dijo Sergio Ríos, responsable del museo.

El Pipiripi está abierto de miércoles a viernes de 9:30 a 12:30 y de 15:00 a 18:00. Sábados y domingos, de 10:00 a 18:00. El costo de entrada es de Bs  3.50 (niños pagan desde los tres años).

Ubicación: Avenida Ejercito, frente al parque Laikacota.

Lee también: Moxos: cultura, música y encanto


¿CÓMO FINANCIAMOS NUESTRO TRABAJO?

La Región depende de lectores como vos, que apoyan la existencia y sostenibilidad de un periodismo útil, de calidad y más humano. En tus manos está que se conozca la situación medioambiental y de ecoturismo de Bolivia, con noticias, historias e investigaciones que se hacen posibles gracias a tu aporte. Dale